Grada ocio y deporte en Extremadura

radicada en Badajoz, es un grupo de comunicación y gestión empresarial único en Extremadura por su apuesta por la integración social y las relaciones transfronterizas, principios que rigen todas sus iniciativas. Y como actividad más representativa, reflejando la imagen de una Extremadura moderna, dinámica, plena de actividad y de personas valiosas que triunfan en facetas tan diversas como la empresa, el deporte, la política, la cultura o la comunicación, edita la publicación ‘Grada, la revista de los otros contenidos’, que, dentro de un contenido generalista de ocio, cultura, o deporte base, incluye un espacio sobre integración social, como altavoz de las asociaciones del mundo de la discapacidad y de la inclusión de los colectivos más desfavorecidos de Extremadura.

Más de 50 colaboradores en campos tan diversos como el arte, la tecnología, la música, o la universidad, un original diseño y una cuidada calidad de impresión distinguen a Grada como la revista mensual que representa a Extremadura y a sus gentes, dentro y fuera de nuestra región.

Proponemos los medios necesarios para la plena integración de todos los sectores de la población, con especial atención a las personas con discapacidad, pero también al resto de colectivos en riesgo de exclusión social, y utlizando la revista mensual como altavoz de sus preocupaciones, necesidades y actividades. Primera Fila será el punto de encuentro de la integración social en Extremadura y la vecino región portuguesa de Alentejo.
Tratamos de conseguir la máxima visibilidad de los colectivos en riesgo de exclusión social, proponiendo actividades inclusivas que tengan en cuenta a todas las personas y a todos los colectivos, independientemente de sus diversas capacidades, con el fin de conseguir una sociedad más justa y en la que nadie se sienta discriminado ni apartado del mercado laboral, las relaciones sociales o el ocio en cualquiera de sus vertientes.
Buscamos la plena integración de todos los extremeños, que cualquier persona tenga la posibilidad de expresarse laboral, social o culturalmente, que los colectivos más desfavorecidos tengan un altavoz que les haga más visibles, y que la sociedad extremeña conozca y reconozca todo lo bueno que tiene y que normalmente no se ve reflejado. No podemos avanzar si permitimos que haya alguien que se quede atrás.